A propósito del Día del Idioma, siempre hay algo que decir


A propósito del Día del Idioma, siempre hay algo que decir
El 23 de abril se celebra el Día Mundial del Idioma Español en honor al escritor Miguel de Cervantes Saavedra, quien murió el 23 de abril del año 1616 y cuya novela "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha" está considerada la obra cumbre de la lengua española.
Es bien probable que pocos países como Cuba aprovechen en su hablar todas las posibilidades que le ofrece el idioma en su comunicación cotidiana y aun lo enriquezca con palabras tomadas aquí y allá de otros idiomas. Lo interesante, digo yo, es que mientras la lengua cervantina se mantiene incorrupta, los aportes populares, a veces ingeniosos, a veces chabacanos aparecen, se transforman o desaparecen aunque algunos quedan como arcaicos recuerdos en el museo del gracejo criollo.

“!!!Piratas por La Matanza, que lo dice el padre Galcerán!!!”



Poco antes del amanecer del jueves santo 29 de marzo de 1668, soñoliento aun y al paso de su mula Picardía, el presbítero Francisco Galcerán abandonó la villa de Santa María del Puerto del Príncipe y por el camino real de La Guanaja enfilo hacia su destino, la periódica visita que realizaba a sus feligreses en Hermita Vieja, ranchería recostada en el flanco sur de la Sierra de Cubitas.
Don Francisco dejo detrás la loma de Santa Teresa de Yucatán, cruzo el nacimiento del río Máximo y se adentro en la sabana que siempre, para los amanezcos se cubre de niebla.
 Cosa de dos leguas de la población algo llamo la atención del religioso que le hizo recortar riendas para escabullirse tras un sao. Asustado mas que alarmado Galcerán descubrió en la bruma una tropa enemiga que despreocupada avanzaba hacia Puerto Príncipe. Sin ser visto torció riendas y a las cuatro patas de Picardía entro a la villa por el camino de la Matanza con los gritos angustiosos de: “!!!Piratas por La Matanza, que lo dice el padre Galcerán!!!”